El mundo empresarial de hoy es más amplio y competitivo. Esto exige que las organizaciones empresariales centren sus esfuerzos en el desarrollo y sostenibilidad del negocio, es decir en su "core business". La experiencia y las buenas prácticas en los procesos de soporte sugieren que estos sean tercerizados a través del uso de especialistas que aseguren una mayor eficiencia y un menor costo.

Algunos de los beneficios que se derivan de la participación de especialistas como estrategia de tercerización son: 

  1. Cumplimiento regulatorio

  2. Eficiencia Operacional

  3. Disminución de costos

  4. Administración del riesgo

  5. Utilización de tecnologías de la información actualizadas y a bajo costo

  6. Análisis especializado de la información financiera

  7. Planeación y definición de estrategias tributarias.